PESCA, ACUACULTURA Y PISCICULTURA

Ecuador es uno de los países con la más grande biodiversidad del mundo, por el número de especies de vertebrados por cada 1.000 kilómetros cuadrados. Asimismo los recursos marinos resguardan la seguridad alimentaria de los pueblos costeros y la generación de divisas para el país. La pesca y la acuicultura aporta con más del 6% del PIB.

La pesca en nuestro país tiene una importancia socioeconómica fundamental, siendo una de las fuentes de ingreso principales de las poblaciones costeras y un abastecimiento indispensable de productos frescos para el mercado interno. Se estima que existen más de 66 mil embarcaciones artesanales y con una participación directa de aproximadamente 120 mil pescadores artesanales.

En nuestro país, especialistas calculan un consumo de 7,2 Kg/persona/año. Se estiman las capturas de la pesca artesanal entre 30.000 y 50.000 TM/año, que representan el 50% de los productos pesqueros consumidos por el Mercado interno. El restante 50% aporta la pesca industrial, principalmente como productos enlatados.

La pesca industrial está dedicada a peces pelágicos pequeños, pesca blanca y una flota moderna dedicada a peces pelágicos grandes. Mientras que la pesca artesanal tiene un abanico de capturas diverso y sus embarcaciones son pequeñas.

Ecuador es suscrito a los convenios internacionales de biodiversidad marina y a las guías e instrumentos desarrollados por los organismos de Naciones Unidas, como el Código de Conducta para la Pesca Responsable (FAO, 1995), como una referencia obligada para la ordenación y manejo de la pesca.

En cuanto a la institucionalidad existente, está el Instituto Nacional de Pesca, creado como parte de los acuerdos entre el gobierno y el Fondo Especial de las Naciones Unidas para la ejecución de Proyectos de Desarrollo Económico, desde 1961. Posteriormente, la FAO recomienda que este instituto pasa a ser un organismo especializado dedicado a investigación biológica, tecnológica y económica para el ordenamiento y desarrollo de las pesquerías. Mientras tanto, la Subsecretaría de Recursos Pesqueros (SRP), dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuicultura y Pesca, se encarga de ejecutar la política y estrategia del Ecuador en materia pesquera.

Nuestra propuesta plantea el objetivo de fortalecer, tecnificar y mejorar los procesos y procesamiento de la pesca artesanal a lo largo de la franja costera ecuatoriana, brindando asistencia técnica y mejoramiento de los puertos pesqueros artesanales, de las embarcaciones de pesca artesanal, de las cadenas de frío, de los procesamientos y de los mercados. Se impulsará la creación de una red de colegios técnicos especializados en pesca artesanal, que articularán como parte de sus equipos gestores, a los abuelos pescadores, cuyos conocimientos tienen que ser sistematizados y recogidos, como parte de la memoria productiva ecuatoriana y como elementos centrales de la sociedad del conocimiento actual.

Se llevarán a cabo procesos de innovación y desarrollo en todos los puertos pesqueros artesanales, en cogestión para brindar servicios de calidad a lo largo de toda la cadena de valor de la pesca. Cada puerto artesanal debe constituirse en una suerte de centro de exposición y ruedas de negocios permanentes, con equipamientos tecnológicos de punta, conectividad, banca electrónica, servicios básicos y ventanilla única para los procesos administrativos.