ECONOMÍA Y DESARROLLO PRODUCTIVO

Transformaremos la economía extractiva en una economía sustentada en la producción, fortaleciendo la sociedad de productores y propietarios, que se ha venido constituyendo a lo largo de la historia, con 850,000 unidades de producción agropecuarias y con cerca de un millón de unidades de producción, comercio, servicios, artesanía, transporte, turismo existentes, mejorando la incorporación de tecnología, información y valor agregado.

La política económica estará sustentada en la participación activa de la sociedad y tendrá como prioridad proteger y estimular las mejores condiciones de vida de todos sus ciudadanos, con una aplicación práctica de la economía al servicio de la sociedad. La política económica se dirigirá a crear las condiciones para el mayor bienestar de la sociedad con equidad, redistribución de ingresos, estabilidad institucional y transparencia.

Los motores que dinamicen la economía y el bienestar serán:

(i) La producción agropecuaria, agro industrial, industrial y artesanal.- tanto para la seguridad alimentaria y el mercado interno como para las exportaciones, para lo cual debemos pasar de ser en el país del cacao al país del chocolate, del país del banano al país de las frutas, de la exportación de flores a la exportación de perfumes, impulsando ferias internacionales de todos nuestros productos estrella, multiplicando nuestras exportaciones y llegando al menos a 40.000 millones en el 2030.

(ii) El Turismo.- Debemos enamorar al mundo con nuestras riquezas naturales, para pasar de recibir 1.500.000 de turistas al año a 10.000.000 en el 2030.

(iii) Productos ecológicos. Impulsaremos el reemplazo de motores de combustión por vehículos eléctricos, y se establecerá un costo adicional a la gasolina para crear un fondo de mitigación del calentamiento global. Esta política reducirá los subsidios a los combustibles y habrá posibilitado el cambio de energía del transporte público y privado.

(iv) Fortaleceremos a la industria de la construcción, en vivienda, emprendimientos de infraestructura comercial, construcción de carreteras y autopistas, así como trenes eléctricos.

El comercio exterior será complementario a la producción interna, al tiempo que el Ecuador del 2030 se caracterizará porque sus exportaciones tendrán cada vez mayor valor agregado. La inserción a la globalización será conducida de forma coherente con la estructura económica del país.

Con ello habremos avanzado a un Acuerdo Nacional por el Empleo, reduciendo a niveles mínimos el empleo inadecuado y el desempleo. Para el año 2030 el pleno empleo involucrará al menos a tres cuartas partes de la población económicamente activa. Se habrá puesto en marcha el empleo territorial, en el cual los gobiernos autónomos descentralizados serán un eje articulador. El Acuerdo Nacional por el Empleo habrá logrado el consenso necesario para que el salario mínimo converja hacia el costo de la canasta básica.

Política fiscal eficiente, transparente y al servicio de los ciudadanos

Impulsaremos la transparencia en el uso de los fondos públicos y los ciudadanos podrán conocer exactamente y en todo momento en qué se están utilizando sus impuestos y todos los recursos estatales, y tendrán capacidad de decidir sobre la pro forma fiscal y su gestión a través de los presupuestos participativos. El Ecuador será uno de los países pioneros en impulsar el presupuesto participativo para su pro forma fiscal.

Debemos incrementar la inversión social, en salud, educación, seguridad social, no será menor al 40% del total del gasto público.

La estructura tributaria del país se habrá transformado hacia la justicia y la equidad tributaria en la cual los impuestos directos, como el impuesto a la renta representará un porcentaje de recaudación no menor del 15% del PIB, y será el ingreso más importante del Estado, mientras que el IVA o impuesto al consumo será uno de los impuestos más bajos. El Ecuador será uno de los países pioneros en materia de equidad tributaria al vincular los impuestos directos con el financiamiento de la política social.

Política monetaria eficiente, confiable

Mantendremos la dolarización, desarrollando mecanismos de pago electrónicos a todo nivel, con cero costos de transacción para los clientes del sistema.

Para respaldar la dolarización y los mecanismos de pago electrónico, el gobierno mantendrá un Fondo de Estabilización Macroeconómica que sirva de garante a los mecanismos de pago electrónico.

Política financiera y crediticia

El sistema financiero ecuatoriano será sólido, confiable, eficiente y con costos bajos en la transacción para sus clientes. Las tasas de interés se habrán armonizado y existirán tasas preferentes para el impulso a la producción.

El país contará con un seguro de depósitos que le otorgue confianza a todas las transacciones financieras y evite las burbujas especulativas y los ataques especulativos. Con un sistema de garantías y colaterales para la microempresa, y con estrategias de inclusión financiera con cero costos de transacción para los usuarios del sistema financiero.

Las tasas de interés permitirán la producción a bajo costo financiero y el sistema financiero habrá destinado al menos la mitad de su cartera para crédito para emprendimientos nuevos y consolidados. Se habrá articulado de forma coherente e integral el sistema de cooperativas y de la economía popular y solidaria, con el sistema financiero nacional.

El Ecuador habrá logrado la convergencia entre el BIESS, BANECUADOR y el Banco del Pacífico para conformar el Sistema Nacional de Banca Pública, y en especial con especialización en el sector inmobiliario, micro y pequeñas y medianas empresas.

Política agraria

Tendremos especial atención al diseño de políticas de apoyo a la pequeña producción campesina, a través de subsidios directos, apoyo a líneas específicas de financiamiento, políticas de cosecha y post-cosecha, políticas de precios agrícolas, políticas de asistencia técnica, seguimiento y apoyo agrícola.

Se impulsará un sistema de encadenamientos productivos a nivel de pequeñas unidades productivas agrícolas. Impulsaremos la agroecología y la producción agrícola sustentable y de sello verde, menos uso de pesticidas y de agrotóxicos de toda la región.

Crearemos un Fondo de Tierras que permita el acceso a la tierra a los pequeños campesinos. Habrá cambiado la estructura de la tenencia de la tierra de forma favorable a los pequeños productores y campesinos.