ECUADOR 2030

img

A las ideas, cuando se estancan, les pasa lo mismo que al agua cuando se estanca, huelen mal y se pudren. Hay que ser capaces de renovar el pensamiento, de soñar el Ecuador del futuro, sin dogmas, con creatividad fecunda.

Gustavo Larrea

Ecuador 2030, el futuro que soñamos!

img
El Ecuador es un territorio de grandes oportunidades y sueños. Dueño de la más extraordinaria diversidad de ecosistemas y culturas, ubicado en la mitad del planeta Tierra, con posibilidades de recorrer en un solo día los mares, los andes glaciares, la selva amazónica y galápagos, pero sobre todas las cosas, con una población maravillosa y trabajadora, generosa y fraterna, solidaria y creativa, amante de la paz.

¿Si tenemos tanto de qué enorgullecernos, qué necesitamos para ser el Ecuador de nuestros sueños?

El año 2030 seremos 20´248.2541 de ecuatorianos y es urgente contar con estrategias para la próxima década, que garanticen para todos, condiciones satisfactorias de desarrollo productivo, de superación de la pobreza, de fomento de la paz y de los más altos valores humanos, de construcción de una sociedad digna, alegre, próspera y justa.

Necesitamos gobiernos honestos y transparentes, responsables y eficientes, democráticos y de diálogo, que trabajen incansablemente por el bienestar de su comunidad. Es urgente una población que participe activamente en los gobiernos en todos los niveles y geografías: en la parroquia, en el cantón, en la ciudad, en la provincia y en el ámbito nacional. Porque la democracia es una responsabilidad compartida.

Estamos recuperando la democracia y las libertades, y debemos recoger lo mejor de la experiencia de las formas de gobierno, de independencia de las funciones del estado, elecciones libres, transparentes e informadas, un poder ejecutivo eficiente y honesto, una Asamblea Nacional que legisle y fiscalice pensando en el bienestar de la población, un sistema de justicia independiente y autoridades de control intachables, son el piso mínimo que debemos construir. En suma: un Estado que brinde a la población confianza y seguridad, que no le arrebaten los sueños y esperanzas, sino que sea un soporte para su realización plena.

 

La democracia y las libertades, se fundamenta en la convivencia pacífica, la paz y la prosperidad de la población, eliminando toda forma de pobreza, garantizando el acceso de toda la población a la educación, salud, agua potable y saneamiento, cuidando nuestro medio ambiente y asegurando condiciones de producción y consumo responsables.

Pero también debemos ser creativos en superar todos los obstáculos, para el fomento de la producción en todas sus formas y tamaños. Las ochocientas mil unidades de producción agrícola y pecuaria de más de 5 hectáreas. Las novecientas mil unidades de producción, industria, comercio, transporte, artesanía y servicios, urbanas. Es necesario fortalecerlas para multiplicar la riqueza. Allí está la fuerza creativa para generar riqueza, el Estado debe facilitar y apoyar la producción y superar una Estado que se ha convertido en una traba para el desarrollo. Debemos superar los abismos que impiden el crecimiento económico, necesitamos crear una autopista para el desarrollo.

No más niños desnutridos, no más abuelos durmiendo en las calles, no más indígenas y afro ecuatorianos discriminados, no más jóvenes sin trabajo, no más mujeres violentadas. Estas son, entre otras, nuestras principales metas sociales en el futuro inmediato.

Es la hora de imaginar y soñar el futuro: prospero, justo, digno, alegre, productivo, solidario, inclusivo, respetuoso, democrático, donde todos vivamos con dignidad.

Democracia Sí

El amor está trabajando !y es invencible¡